Novedades

Blanqueo: por qué es útil para empresas

23 enero 2014 · Notas Ámbito Financiero

Por: Alberto Lapasset

Con pleno funcionamiento de todas las herramientas para la exteriorización voluntaria de la tenencia de moneda extranjera en el país y en el exterior, con los CEDIN, el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrolllo Económico (BAADE) y del Pagaré de Ahorro para el Desarrollo Económico, surgen aspectos que merecen atención.

Algunos fiscos locales han exteriorizado su no adhesión a la ley de blanqueo, (Córdoba, CABA), las normas tributarias locales de estas dos jurisdicciones prevén la figura de la determinación de oficio; la determinación de oficio tributaria es una regla del derecho subsidiario ya que las determinaciones impositivas se determinan en base cierta, un mecanismo legal para conformar la base imponible.

Es válido que el fisco se valga de las presunciones una vez contenidas en las normas tributarias que permitan convertir a este en sujeto activo de la tributación.

Para el caso de una determinación en base presunta, es el fisco el que deberá fundarla. Es por eso que ante el desarrollo de la determinación serían innumerables las posibilidades de controversia, por ejemplo hechos generados en el exterior, hechos generados en otras jurisdicciones del país, ventas de bienes de uso, donaciones, origen de hechos imponibles en años ya prescriptos, etc., diluyendo a todas luces las posibilidades de éxito de tales fiscos.

Otro aspecto interesante a ser considerado es el que surgiría para las empresas, que teniendo en sus balances activos líquidos en moneda extranjera, suscribieran alguno de los instrumentos financieros previstos en la ley.

Por ejemplo una S.A. que posee en sus activos u$s 100.000 hoy valuados a una cotización del orden de $ 5,385 permitiría con la compra de BAADE revalorizar sus activos, por ende generando un incremento patrimonial exento del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, respecto del impuesto originado por el incremento del activo imponible, además de originar un costo superior al momento de la venta, con la consecuente incidencia en el Impuesto a las Ganancias.

Otro aspecto importante es la liquidez que permitirán los BAADE en sus dos versiones. Los bonos registrables serán negociables y tendrán cotización en el Mercado Abierto Electrónico y en otras Bolsas y mercados de valores del país. Los bonos al portador serán libremente transmisibles mediante su simple entrega y no tendrán cotización en los mercados.

Fuente: Ámbito Financiero

Deja tu comentario

Su email no será publicado.